Blanca Amezcua

bio picture of blanca amezcua

Blanca comenzó desde muy joven una búsqueda que la llevó a explorar diversas prácticas con la intención de conocer a Dios. Su profundo viaje de transformación ocurrió cuando encontró las enseñanzas del Corazón a través de un retiro de meditación con Sahajananda, lo que encendió su anhelo por la verdad. Desde entonces, ha cultivado una profunda práctica de Yoga y meditación, que desarrolló durante varios años mientras trabajaba como gerente general en la escena de medios digitales en México. Este puesto marcó la culminación de su carrera en puestos directivos y ejecutivos en el mundo corporativo multinacional.

Profundizando en las enseñanzas de la no dualidad y la Conciencia de Unidad a través de la práctica contemplativa, Blanca recibió el llamado a dedicar su vida al servicio del Corazón. Blanca se embarcó en un camino transformador, formándose como docente e iniciándose en Yoga, meditación, rituales místicos, Tantra y el Sagrado Femenino en diferentes países. Recibió profundas iniciaciones de sus maestros Sahajananda, Antoaneta Gotea, Claudiu Vaduva y Simona Trandafir, y actualmente está estudiando para convertirse en facilitadora en un método arraigado en una antigua práctica budista de sanación con Lama Tsultrim Allione.

Actualmente, Blanca forma parte de Hridaya y comparte las enseñanzas del Corazón, tanto en español como en inglés, guiando a los participantes de los Módulos Hridaya y los Retiros Hridaya de meditación en silencio de 3 y 10 días en español. Además, ofrece periódicamente talleres de Tantra.

En años recientes, Blanca ha participado en dos Retiros Prathyabhijña de 49 días en soledad. Cada año dedica tiempo a profundizar su práctica a través de retiros en silencio, en soledad y en oscuridad. Su aspiración más profunda es llevar una vida consagrada en beneficio de todos los seres, compartiendo enseñanzas que allanen el camino para conectarse con la verdadera fuente de libertad, espontaneidad y felicidad: el Corazón.

A lo largo de los últimos cuarenta años, Blanca ha padecido y luchado contra el trastorno de estrés postraumático complejo (TEPTC). Sin embargo, durante los últimos nueve años, ha logrado sobreponerse a éste. Su determinación inquebrantable la llevó a confrontar sus emociones, a aprender a manejar los desencadenantes y las reviviscencias, y transformar fundamentalmente su forma de ver la vida.

Anteriormente, estaba atrapada en un ciclo de respuestas de lucha y huída durante casi cuatro décadas, aislada y adormeciendo su dolor. Blanca ahora busca el equilibrio, ha aprendido a soltarse y está profundizando en el arte de regular su sistema nervioso, incluso frente a problemas persistentes. recuerdos.

El viaje de Blanca hacia la Indagación de Uno Mismo sirvió como catalizador para su sanación, desencadenando una ola de emociones intensas, reviviscencias emocionales y un diluvio de vergüenza tóxica, culpa y depresión. Tuvo claro que la meditación diaria o el Yoga por sí solos no serían suficientes. Los retiros en silencio, los periodos de soledad, las prácticas somáticas, el trabajo de respiración, las técnicas de Kundalini, la terapia cognitiva y los métodos de autorregulación se convirtieron en herramientas invaluables para navegar la tormenta de emociones durante las reviviscencias.

Aprender a crear un espacio entre el trauma, que distorsiona la percepción de la realidad debido a heridas infantiles profundamente arraigadas, ha sido un esfuerzo desafiante pero profundamente gratificante para Blanca. En medio de la intensidad, descubrió una fuente de paz, amor y autenticidad que continúa floreciendo dentro de ella.