Retiro de Silencio: Más Allá de las Palabras

Retiro de Silencio: Cómo descubrir el poder detrás de una simple sonrisa

Por Laura Samper G.

Mi idioma nativo es el español, así que cuando asistí a mi primer retiro de silencio en inglés, no encontré la manera de traducir la palabra “contentment”. Se parece a la palabra contento, la cual significa ‘alegría’ y ‘satisfacción’, pero no existe tal cosa como ‘contentamiento’.

En español, se trata de un estado del ser, mientras que en inglés se asemeja a la sonrisa de la Mona Lisa, pues se trata de una expresión externa, sin embargo sutil y profunda de felicidad interior.

La primera vez que escuché la palabra fue durante el Retiro de Hridaya Yoga: Módulo 1 Intensivo, y luego en el Retiro Hridaya de Meditación en Silencio. Aquella vez supe que es la traducción del sánscrito “santosha”, la segunda de las “niyamas” (‘actitudes diarias

recomendadas por los practicantes de Yoga’).

Más que cualquier otra cosa que pueda decir en términos teóricos, Swami Rama expresó de manera elocuente su verdadero significado: se trata de enamorarse de uno mismo y de la vida.

¿Es eso acaso posible?

La vida real

Contentment_fbCuando se está en un camino espiritual, y especialmente si se vive en una comunidad espiritual, las enseñanzas se ponen en práctica momento a momento. Hay una gran diferencia entre decir “soy espiritual” a de hecho practicar la espiritualidad.

¿Acaso la práctica de la espiritualidad tiene que ver con una forma de vestirse, los mantras que nos sabemos de memoria, las palabras que juramos son la revelación de la verdad, las malas que tenemos o las velas e inciensos que hemos encendido?

O mejor, ¿se trata de una actitud, una pregunta constante en el corazón que nos impulsa a ir más profundo? ¿Acaso este tipo de preguntas son las que nos permiten enfrentar nuestros miedos, las máscaras que creemos no son tan agradables, los patrones y todas las cosas que necesitamos sanar?

Más allá de la dualidad, ambas están incompletas sin una intención pura detrás y sin una manifestación tangible en nuestro día a día.

El amor más allá de las palabras

Enjoyment contentmentLa tercera vez que escuché la palabra “santosha” fue durante el Módulo 2. Esta vez, sin embargo, experimentaría el significado de la palabra durante un mes completo como parte de mi práctica. Me gusta pensar que la palabra simplemente me encontró.

La sentí en todo mi cuerpo. Aunque tenía la intuición de qué significaba, preferí dejar los libros, las citas y las ideas atrás. Quería vivir en carne propia la experiencia que despertaba en mí, más allá de seguir pasos o entenderla a través de la experiencia de otros. Le di una oportunidad sin esperar nada a cambio, sin expectativas, y comencé a permitir que las vibraciones de cada una de sus letras me tomaran, como si fueran el ritmo sagrado de un tambor cósmico.

Sin planearlo, comencé a sonreír más, como Buda recomienda en una de sus meditaciones. Sólo sonreír porque podía hacerlo. En la novela de Umberto Eco El Nombre de la Rosa, el “demonio” es “la fe sin sonrisa”.

Mientras practicaba conscientemente “santosha”, comencé a sentirme en paz y agradecida. Los días pasaban de manera apacible. Cada mañana, en lugar de pararme de inmediato de la cama como solía hacerlo, me quedaba un poco más disfrutando cómo mi cuerpo se despertaba lentamente.

Al mismo tiempo, estar dentro de mi piel se convirtió en una dicha continua. No estoy muy orgullosa de mis bromas, pero me encontré inventando nuevas, con la simple intención de reír para contagiar esa energía. Incluso llegué a celebrar cuando algo no se daba porque me di cuenta de que me ofrecía la oportunidad de hacer algo distinto y espontáneo. La vida pasó de ser algo que debía analizar a ser un juego impredecible.

El miedo se sentía lejano y poco familiar, a tal punto que logré lo insospechado: rendirme, no en el sentido de “tirar la toalla” sino de dejar de resistirme. Entonces sucedió un milagro. Ya no me importaba si algo que había temido durante mucho tiempo se hacía realidad. “Que así sea”, me dije a mí misma, al tiempo que la sonrisa brotaba de mis labios como si siempre hubiese estado allí.

Un poco de amabilidad puede transformarlo todo

Durante los 30 días que practiqué “santosha”, descubrí del poder de manifestación que está íntimamente relacionado con esta completa disposición a la vida. Ser un canal abierto me liberó de alguna manera.

Lo cual empezó a volverse una realidad tangible. No lo llamaría magia, pero me di cuenta de que las energías en mi cuerpo tienen una cualidad muy especial. Este fluir recién descubierto que me llenaba de gozo y serenidad, me llevó a una frecuencia en la que nuevas personas llegaron a mi vida. Incluso uno de mis amigos ofreció regalarme un boleto de avión ida y vuelta  al destino que escogiera (¡en cualquier parte del mundo!).

La satisfacción parecía estar a la vuelta de la esquina, así que continué caminando en la ciudad de mi propia presencia.

Todo sucedió en medio de la relajación que venía del simple hecho de estar contenta. Esta comunión tántrica con el mundo físico me llevó a descubrir el gran potencial que reside en vivir con el Corazón Abierto.

¿Es necesario un retiro de silencio en español?

No lo es, pero es una hermosa oportunidad para compartir las enseñanzas, las cuales trascienden cualquier idioma. En el mundo hay 559 millones de hispanohablantes, una cifra que incluye 470 millones de hablantes nativos. De hecho, en Estados Unidos se encuentra la segunda población más grande de hispanoparlantes del mundo.

Más que ser necesario, es una gran oportunidad para aquellos que se sienten en la búsqueda de la revelación de su Verdadera Naturaleza. Las palabras son herramientas poderosas para compartir las enseñanzas, pero sólo la práctica las puede hacer cobrar vida.

Al final, no necesité de la traducción exacta de la palabra “contentment”, sino que encontré el espacio para experimentarla.

Más y más nativos del español que no conocen otros idiomas están buscando una manera de acercarse a la espiritualidad y esto se torna verdaderamente emocionante si tenemos en cuenta que la gran mayoría está ubicada en América Latina, una zona conocida por su fe devocional.

Y en una época en la que la información viaja en tiempo real, el conocimiento también. Por eso aprovecho este espacio para compartir la bonita noticia de que Hridaya Yoga Center en Mazunte, México, ofrecerá un Retiro Hridaya de Meditación en Silencio de 3 Días entres el 10 y 12 de octubre, y el 23 y 25 de diciembre.

Aunque “contentment” no se pueda traducir al español, aquellos que quieran practicar el amor por la vida tendrán la oportunidad de seguir aprendiendo sobre cómo conocer esa sintonía espiritual, esta vez en un espacio diseñado especialmente para ellos: en español.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.