Educando el corazón- Sharing the Heart with Kindergarteners

Educando el corazón: Compartiendo el Corazón con el Jardín de Niños

Por Sunny Rucker
 

“El regalo para cada niño en el mundo debería ser una sensación de asombro tan indestructible que duraría toda la vida”. – Rachel Carson

Educando el corazón

A través del Departamento de Desarrollo Comunitario compartimos las enseñanzas de Hridaya en las escuelas locales por medio de una iniciativa llamada Educando el corazón. Visitamos a los estudiantes de diferentes niveles como son jardín de niños, primaria y secundaria, llegando al corazón de aproximadamente 175 estudiantes cada semana.

Jardín de niños: Enseñanzas centradas en el Corazón para niños de 3 a 6 años

hridaya-heart-school

Nuestro programa en el jardín de niños fluye de manera natural, gracias al profundo y maravilloso instinto de los niños de vivir con el Corazón Abierto. Nuestras clases semanales tienen como objetivo concientizar sobre el Corazón Espiritual y darles las herramientas necesarias para que vivan desde un lugar de amor, concentración y calma. ¡Los niños del jardín de niños tienen entre 3 y 6 años edad, por lo que el programa requiere mucha imaginación, creatividad, y diversión! Los estudiantes envían “arco iris desde el corazón” a familiares y amigos, y han escrito canciones únicas que generan energía de sanción para ellos y para todos. Los niños también aprendieron a hacer saludos al sol y nadi shodhana pranayama.

Programa de estudio: Conexión, compromiso y mucha diversión

Cada clase comienza con todos los niños creando un círculo de una manera lúdica. Compartimos cómo nos sentimos, quizás, un recuerdo favorito o la comida más deliciosa que hemos comido, lo que nos emociona y lo que más nos gusta hacer.

Program Curriculum

Después de compartir, comenzamos a hacer expansivo el amor a través del círculo, por medio de un apretón de manos, haciendo un tren de masajes, cantando canciones, o transmitiendo amor en el corazón de nuestros amigos. Una vez que todos estamos lo suficientemente conectados, comenzamos a llevar nuestra conciencia al Corazón. También aprendimos la técnica Sufí llamada “soplar sobre las brasas del Corazón” y en caso de que haya un energía más inquieta en el salón, podemos enviar bendiciones o hacernos conscientes de nuestros latidos.

Cuando pasamos al cuerpo físico, hacemos estiramientos de pareja, o saludos al sol con alguna canción divertida; siempre animando a los niños a estirar sus cuerpos de manera intuitiva.

Algunas veces jugamos con nuestras divertidas tarjetas que tienen asanas, las cuales están asociadas con un animal interesante que nos invita a platicar. Cuando nos sentimos mas inspirados, abordamos diferentes temáticas, como los chakras por ejemplo. También incorporamos unos minutos de pranayama cuando los niños están más tranquilos. Nadi shodhana, sama vritti y maha yoga pranayama son las técnicas que más utilizamos, pero también respiramos en diferentes partes del cuerpo y les enviamos amor y luz. En otros momentos soplamos burbujas, apagamos velas y contamos los segundos con nuestros dedos.

Para cultivar un amor por la meditación y la concentración practicamos llevar nuestra atención al espacio entre los pensamientos. También realizamos microprácticas tibetanas, como evocar la experiencia de estar “tan abierto como el cielo”, “brillar como una llama” o “radiante, lúcido como un cristal”. ¡Incluso hemos hecho trataka con la llama de una vela!

Para alimentar la imaginación, visualizamos el sol en nuestro pecho o una luz sanadora que se mueve a través del cuerpo. Usamos vendas para los ojos e identificamos objetos y olores. Nos imaginamos a nosotros mismos como animales o plantas y dibujamos nuestras emociones o sensaciones en correlación con el lugar donde las sentimos.

Complementamos el plan de estudios con algunas actividades más holísticas, que incluyen habilidades sociales, actividades de coordinación y conciencia ambiental como llevar toda nuestra atención a la Tierra, la que sustenta nuestras vidas. La clase siempre termina con un shavasana corto, una sesión de Yoga Nidra o una canción de despedida.

¡Involúcrate!

Si te sientes inspirado para apoyar nuestro programa de jardín de niños, compartiendo tu tiempo y habilidades o contribuyendo financieramente, ponte en contacto. Nos encantaría saber de ti.

support hridaya yoga

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *