Retiro Prathyabhijna: Un Retiro Individual de Meditación de Silencio de 49 días con la guía personal de Sahajananda

Descripción

El «Retiro Prathyabhijna» es una invitación para todos aquellos que sienten el llamado de llevar su ya existente práctica de meditación a un nivel más profundo. Constituye una invitación para quienes tienen una intensa aspiración por ahondar en su comprensión espiritual y estabilizarse en su conciencia de unidad.

El clásico período de cuarenta y nueve (49) días comienza con la participación en un Retiro Hridaya de Meditación de Silencio de diez (10) días guiado por Sahajananda, seguido de treinta y nueve (39) días dedicados a una intensa práctica meditativa en un entorno individualizado. Durante las semanas de meditación solitaria, Sahajananda continuará proporcionando supervisión personal, guiando a cada practicante en su retiro mediante comunicación por escrito.

Este Retiro Individual de Meditación de Silencio es apropiado tanto para practicantes experimentados en Hridaya como para expertos en otras prácticas, y requiere una fuerte determinación, así como una actitud de entrega al Corazón Espiritual, a la Conciencia Divina.

Las Etapas del Desarrollo

El programa comienza con la asistencia al habitual Retiro de Meditación Hridaya de Silencio de diez días con Sahajananda para iniciarse y recordar los elementos fundamentales de la Meditación Hridaya. Tras este período inicial de intensa guía, el practicante se traslada a un entorno individualizado en el que recibe el apoyo de Sahajananda con asesoramiento personal en su práctica.

La Meditación Hridaya es la práctica fundamental, esencial, del Retiro Pratyabhijna, que se ve complementada por otras disposiciones importantes recomendadas por la Tradición Shaivista, el Mahamudra y el Dzogchen. El objetivo de todas estas disposiciones es crear las mejores condiciones para reconocer la naturaleza Universal, Única, de la Conciencia.

La guía personal de Sahajananda contribuye a que el participante supere los obstáculos que surgen durante la meditación, así como a trascender limitaciones subconscientes y límites autocreados, llevando su meditación y comprensión espiritual a un nivel de mayor profundidad y, en última instancia, facilitando el reconocimiento de la conciencia de unidad.

Estructura General del Programa

Durante el período del retiro solitario, el programa diario propuesto incluye un mínimo de ocho (8) horas de Meditación Hridaya, de una (1) a dos (2) horas de Hatha Yoga relajado y una (1) hora de Pranayama.

La práctica meditativa consiste principalmente en los siguientes elementos:

El Método Clásico de Meditación Hridaya:

Las cuatro actitudes principales de la Meditación Hridaya:

  • Cese gradual del pensamiento ordinario, que induce al vacío mental y, en última instancia, revela la Quietud
  • Interiorización de energías sensitivas en el Centro del Corazón – Pratyahara
  • Sublimación de las energías en la aspiración espiritual, el amor, el anhelo, el Sagrado Estremecimiento del Corazón, finalmente, Ishvara pranidhana
  • Entrega

(A aquellos/as que estén interesados/as se les puede enviar con antelación una propuesta del programa más detallada).

Ubicación 

El retiro comienza en Mazunte en el Centro Hridaya Yoga, ya que los participantes participan en un Retiro Hridaya grupal de Meditación de Silencio de diez (10) días. Después, los participantes se trasladan al Hotel Ambarina, un hermoso y aislado hotel en Agua Blanca, a cuarenta y cinco (45) minutos en carro de Mazunte en dirección a Puerto Escondido.

A cada participantes se le proporciona su propia habitación y baño privado, con comidas que se sirven dos veces al día. Todas las habitaciones son amplias y nuevas, con un gran balcón con vistas a la playa y al océano. La playa es muy tranquila y remota, con pocos visitantes, por lo que la sensación de aislamiento se ve acentuada por la ubicación.

Costo

El precio del Retiro de 49 días incluye los costos del curso, así como del alojamiento y la comida durante los 39 días de estancia en el hotel. Sin embargo, no incluye el costo relativo a la comida ni el alojamiento durante los primeros 10 días del retiro, de los que se puede disfrutar en el Centro Hridaya Yoga. Los precios son susceptibles de variar, pero aproximadamente se estiman entre 21,850 pesos mexicanos (tarifa estándar) y 19,550 pesos mexicanos (tarifa de bajos recursos).

Por favor, contacta a través de la dirección de correo electrónico: 49days@hridaya-yoga.com para recibir información actualizada sobre los precios.

Información e Inscripción

Para más información, consulte las Preguntas Frecuentes.

Si está interesado/a en unirse a nosotros en esta asombrosa aventura, por favor, descárguese y cumplimente el Formulario de Solicitud y contáctenos a través del siguiente correo electrónico: 49days@hridaya-yoga.com.

Los diez (10) días iniciales del retiro se desarrollarán en inglés. Existe la posibilidad de hacerlo en español, en cuyo caso, contacte en la siguiente dirección de correo electrónico: info@hridaya-yoga.com lo antes posible en caso de que quiera este servicio.

Recomendamos ampliamente que planifique un mínimo de una semana previa y posterior al retiro para poder asentarse y reintegrarse.

Testimonios

«Este retiro intensivo de cuarenta y nueve (49) días ha resultado ser el viaje espiritual más profundo y enormemente transformador del que he participado conscientemente en esta vida. Las enseñanzas preparatorias del enfoque holístico Hridaya sobre el desarrollo espiritual crearon una sólida base para que innumerables revelaciones danzaran en el gozo y la quietud. Considero que cualquier persona que sienta un deseo por profundizar en su práctica debería concederse el regalo de este retiro. La continuidad de la práctica a lo largo de estas siete semanas de duración ha hecho florecer una profundidad y claridad sin parangón, sus ecos se entrelazan e integran continuamente en actitudes renovadas para experimentar la vida». – Weston.

«Durante el retiro de cuarenta y nueve (49) días tuve tiempo para encontrarme a mí misma… Desconectada de la tecnología y otras grandes distracciones, no había nada que me impidiera sumergirme en la pregunta: “¿Quién soy yo?”. Ahora dispongo de una clara comprensión de mí misma y mi conexión con el universo. Abordo la vida con un sentido de tranquilidad que se me escapaba en el pasado. Gracias. ¡Quiero volver a hacerlo!». – Janet.

«El retiro de cuarenta y nueve (49) días ha sido una experiencia absolutamente indispensable y fundamental para una adepta de la meditación que quería profundizar en la revelación del Ser. El retiro fue gracia pura. Después de haber realizado más de veinte (20) retiros de diez (10) días, sentí que se trataba de mi primer retiro real, como si hubiera tomado un aperitivo veinte (20) veces y, al fin, recibiera el primer plato.

Meditar sola en una habitación fue una experiencia completamente distinta a estar en un salón de yoga con otras personas. Me dio la oportunidad de meditar de forma ininterrumpida durante largas horas sin la preocupación inconsciente de las limitaciones temporales. Me encantó meditar durante la noche cuando todo estaba en silencio, creando el horario que mejor se ajustaba a mi ritmo personal. La ilimitada cantidad de tiempo que pasé sola me facilitó una purificación de las profundidades de mi ser mucho mayor. Cada recuerdo, experiencia vital, contracción o dolor parecían salir a la superficie, no había nada oculto ni negación estando sola durante ese espacio de tiempo.

Por supuesto, las propias meditaciones fueron mucho más profundas de lo que nunca había experimentado. Sin estimulación del mundo exterior ni acción intelectual, el hemisferio derecho pudo dominar al izquierdo y la trascendencia de la mente fue más completa. Experimenté una quietud y expansión más hondas de lo que jamás podría haber imaginado.

En términos relevantes verbalmente, siento que algo se ha transformado de forma permanente en este ser: una perspectiva de la realidad más estable y elevada. Tuve varios momentos de claridad que ayudaron a esta personalidad en lo relativo a la paciencia y a la compasión por el mundo. Me siento sanada en muchos aspectos, incluyendo física y psicológicamente. El corazón se siente más abierto, con un deseo naturalmente aplicable por dar amor en forma de servicio al mundo.

No puedo expresar en palabras lo transformadora y profunda que ha sido esta experiencia. Espero ilusionada las siguientes de este próximo año y sé que esto no fue más que el comienzo de una nueva fase de mi viaje espiritual. En tanto que alguien que está priorizando la revelación del Ser, estos retiros son fundamentales e indispensables. Se lo recomiendo encarecidamente a todo aquel que comparta un interés por la evolución de la conciencia, la sanación del ser y la apertura del corazón mediante la meditación». – Tonya.

«Siento que todavía estoy integrando este retiro de cuarenta y nueve (49) días, tratando de encontrar aún palabras [para explicar] lo que ocurrió. Nunca antes había penetrado tan profundamente en la «nada», experimentando que no hay nada que alcanzar. No sucedió nada especial, ¡por eso fue tan especial! Muchísimas gracias por haberme dado esta oportunidad.». – Severin.

«No hay palabras para describir estos cuarenta y nueve (49) días, aunque la gratitud se le acerca. Una gratitud arrolladora por esta oportunidad para estar en silencio, sola y en perfecta paz… En perfecta disponibilidad para el Corazón. Este retiro ha tenido profundos efectos en todos los aspectos de mi vida y sinceramente deseo que mucha más gente pueda tener esta oportunidad hermosa y poco común para ahondar en el Ser de una forma tan armónica y con tanto apoyo.». – Emma.