Advaita Vedanta

Vedanta Advaita es probablemente la escuela de Vedanta del Hinduismo más conocida. Las otras son Dvaita y Vishishtadvaita. El Vedanta No Dual está considerado como la perla de la filosofía hindú y ha influenciado prácticamente todas las escuelas de pensamiento hindú.

Los textos clave de los que todos los textos de Vedanta beben son los Upanishads (especialmente el 12 y el 13), que constituyen comentarios sobre los Vedas, y los Brahma Sutras (también conocidos como Vedanta Sutras), en los que se analiza la esencia de los Upanishads.

El mensaje no dual de los Upanishads, del Bhagavad Gita y de los Brahma Sutras es que sólo el Uno Absoluto, el Ser Indivisible, es real, constituyendo la única Verdad que se puede ver, a la que uno se puede entregar y de la que, en última instancia, se puede adquirir absoluta conciencia.

El pilar de Vedanta Advaita fue Adj Shankara (788-820 d.C.), quien consolidó los principios de Advaita. Continuando la línea de pensamiento de algunos de los maestros upanishádicos, así como la de su propio maestro Gaudapa, Shankara expuso la doctrina Advaita -una realidad no dual-.

La verdad suprema de Advaita es la realidad no dual de Brahman, en la que atman (el alma individual) y brahman (la realidad última) se identifican de forma absoluta. Fue Adj (que significa «primero» en Sánscrito) Shankara quien otorgó el nombre de Advaita y trató de difundir sus ideas activamente.

Sistematizó sus concepciones sobre la no dualidad y su práctica en forma de trabajos concretos, tales como Viveka Chudamani (La joya del discernimiento) y Brahma Bhashyas, comentarios sobre los Sutras de Brahma. Las contribuciones de Adja Shankara al pensamiento Advaita y al Hinduismo en general son cruciales. Revivió el monismo en la India y brindó un conocimiento profundo sobre la existencia.

Consideraba que la verdad última era Brahman, el soporte divino que trasciende el tiempo, el espacio y la causalidad. No pretendía negar el universo fenoménico, sino más bien la identificación de nuestra verdadera naturaleza con las estructuras efímeras, como el cuerpo, la psyche y la mente. De hecho, mientras Brahman es la causa eficaz y material del cosmos, Brahman en sí mismo no está limitado por su propia proyección y, efectivamente, trasciende cualquier oposición o dualidad binaria, especialmente aquellos aspectos individualizados como la forma y el ser, dado que resultan incomprensibles para la mente humana.

Este Ser ilimitado no puede ser comprendido por la mente. La trascendencia de la mente es el camino para el reconocimiento de nuestra esencia última, atman.

Los Vedánticos posteriores debatían sobre si la realidad de Brahman era saguna (con atributos) o nirguna (sin atributos). La difusión de las actitudes devocionales hunde sus raíces en la creencia en el concepto de Saguna Brahman. Sin embargo, resulta importante mencionar que Advaita Vedanta no negaba Saguna Brahman. Shankara aconsejó el culto a Dios de diversas formas, y desarrolló numerosos trabajos condenando la inutilidad del intelecto y realizando un llamado a la verdadera intuición del corazón, que se habría de encontrar en el amor por el Señor.

Generalmente, se entiende de forma errónea el Vedanta Advaita como una filosofía intelectual, mientras que en realidad es bastante práctica, ya que persigue el despertar del discernimineto (viveka) que conduce a la Autorrealización.

El Verso 25 del Avadhuta Gita dice:

«Mediante afirmaciones tales como “Eso eres tú” (Tat Tvam Asi) se afirma nuestro propio Ser. De aquello que es falso y está constituido por cinco elementos, el Sruti (la escritura), dice: “Ni esto ni lo otro” (Neti Neti).

Por consiguiente, mediante el discernimiento entre aquello que es Brahman y aquello que no lo es, uno llega a la verdad de que Brahman no es el cuerpo ni la mente. A través de este proceso, el aspirante, o yogui, pronto adquiere conciencia de que Braham es todo, es infinita Sat Cit Ananda (Existencia Pura Conciencia Pura Bienaventuranza Pura) y alcanza moksha (“la liberación”)».

Se puede decir que la afirmación «Ni esto, ni lo otro» (Neti Neti) resume el camino Advaita, el camino del discernimiento.

Dos textos ampliamente conocidos e influyentes en la No Dualidad son el Astavakra Gita y el Avadhuta Gita. Del primero se dice que fue escrito por el sabio Ashtavakra, y el último por el sabio Dattatreya.

«Sólo existe un Gran Ser, al que los sabios denominan Brahman, en el que las incontables formas de la existencia residen. Dicho Gran Ser es la Conciencia última, y ESO es la Esencia o Ser único (atman) de todos los seres». -Georg Feuerstein, Sacred Paths [Caminos Sagrados]

Conceptos esenciales en el Yoga del Corazón Espiritual